4 Beneficios de la música para la productividad en la empresa

Siempre ha existido cierta controversia sobre cómo la música puede ayudar o perjudicar a la hora de trabajar o incluso estudiar. Si bien es cierto que para algunas tareas, ciertos tipos de música pueden suponer una distracción, la música ha demostrado en varios estudios que en niveles generales es capaz de mejorar la productividad en la empresa. Hay muchas empresas que no permiten a sus empleados escuchar música y otras en cambio lo incentivan comprando sets de auriculares a cada uno de ellos. ¿Cuál es la opción más razonable?

En este artículo vamos a ver 4 beneficios de la música para la productividad en la empresa. Como verás en todos ellos, puede que algunos se apliquen a determinados trabajos y tareas y puede que otros no, del mismo modo, no a todas personas afecta por igual la música así que la premisa sería ofrecer flexibilidad en su uso. No es cuestión de obligar a que todo el mundo escuche música ni de prohibir su uso por completo.

4 Beneficios de la música para la productividad en la empresa

Mejora el estado anímico

Nadie puede negar que la música es capaz de cambiar nuestro estado anímico. Diversos estudios avalan este hecho y es que además de ser parte de nuestra cultura, la música también es una parte integral de nuestra salud. Cuando escuchamos música que nos gusta, nuestro organismo produce dopamina, un compuesto químico que actúa como neurotransmisor y que está directamente relacionado con la sensación de placer y motivación.

Todo el mundo puede tener un mal día en el que su estado anímico no sea el óptimo, pero quizás, con un poco de música pueda cambiar este estado hacia uno más positivo y por lo tanto productivo.

Hace asequibles las tareas más repetitivas

No importa a qué te dediques, seguro que a lo largo de la semana te encuentras con tareas repetitivas que requieren poca concentración por tu parte pero que te consumen bastante tiempo. Para estas tareas es especialmente interesante la música ya que nos permite abstraernos lo suficiente de la tarea cómo para no hartarnos de ella y completarla de una sola vez. Además, el nivel de abstracción no es tan alto como para desconcentrarnos y no realizar correctamente la tarea.

Es un efecto similar al de escuchar música mientras hacemos deporte. La música ayuda a nuestro cerebro a evitar pensamientos relacionados con el cansancio de nuestro cuerpo, el aburrimiento o la falta de interés y es por ello que hace mucho más fácil el poder completar nuestras rutinas.

Evita el estrés

El estrés es otro de los factores que pueden reducir considerablemente la productividad en la empresa y por eso, evitar un estrés crónico en el equipo, es de vital importancia. Como ya hemos explicado, la música mejora el estado anímico de las personas, pero no sólo se queda ahí, también es un importante medio eficaz contra el estrés.

Escuchar música tiene un importante efecto relajante en nuestras mentes y cuerpos, especialmente la música lenta, instrumental y clásica según demuestran varios estudios. Entre los efectos que genera esta música en nuestro organismo se encuentra la reducción de la frecuencia cardiaca y la presión sanguínea, lo que a su vez reduce la producción de hormonas asociadas al estado de estrés.

De hecho, no sólo es bueno escuchar música durante las horas de trabajo para reducir el estrés, escucharla durante el resto de nuestro día, especialmente durante actividades de relajación, puede ayudarnos a mejorar nuestra calidad de vida exponencialmente.

Bloquea distracciones

En muchas oficinas, sobretodo aquellas con grandes espacios abiertos en los que trabaja todo el equipo, es muy habitual que se produzcan un ciento de distracciones cada día (dos compañeros hablando, uno que se levanta a por agua, una llamada etc.). Para estos casos, la música ayuda a bloquear eficazmente muchas de estas distracciones.

Usando unos auriculares o cascos con un sistema de bloqueo de ruido exterior resulta fácil evitar muchas distracciones y poder seguir concentrado en nuestras tareas. Y es que, cómo ya hemos explicado en este blog en otras ocasiones, el problema de las distracciones no es sólo el tiempo que estás distraído sino también el tiempo que te cuesta volver a alcanzar el nivel de productividad previo a la distracción (que puede llegar a ser hasta 20 minutos). En ocasiones un gran número de pequeñas distracciones puede ocasionar una importante pérdida de productividad en la empresa.

¿Y tú? ¿Qué opinas sobre escuchar música durante el trabajo? ¿Crees que puede ayudar a mejorar la productividad en la empresa?  Cuéntanos tu experiencia.

Recent Posts

Leave a Comment

Regístrate ahora y utilízala GRATIS todo el tiempo que desees.